domingo, 14 de julio de 2013

RUTAS DE APRENDIZAJE

Los estándares de aprendizaje en el Perú
Hace poco el Ministerio de Educación ha presentado las Rutas del Aprendizaje para educación inicial, primaria y secundaria, junto a este documento también se ha hecho referencia al Marco Curricular y los estándares de aprendizaje. Sobre este último nos ocuparemos en este breve artículo.
Un estándar es una expectativa, una meta que queremos alcanzar. En el ámbito del aprendizaje es reciente su aplicación y responde a qué se espera que aprendan los estudiantes. Diversos países en el mundo tienen estándares de aprendizaje y estos varían de un país a otro. En algunos de ellos los estándares reemplazaron al currículo y en otros, son complementarios a este. En el Perú, se adoptó por este último, bajo la forma de los mapas de progreso.
Un mapa de progreso describe la naturaleza del desarrollo de una competencia en un área de aprendizaje. Es decir, describe la trayectoria que los estudiantes suelen seguir a medida que aprenden durante la Educación Básica Regular y va marcando de ciclo a ciclo el progreso de los aprendizajes desde que ingresa a la educación primaria hasta que termina el quinto grado de educación secundaria.
En este sentido, los mapas de progreso son marcos de referencia para la evaluación y el monitoreo del crecimiento de los estudiantes. Son instrumentos que permiten observar cómo va progresando el aprendizaje de los estudiantes en las diferentes áreas curriculares; es decir, nos permite observar qué es lo que saben y son capaces de hacer (desempeños), qué fortalezas y debilidades tienen y compararlo con el respectivo nivel descrito en el mapa. Por ejemplo, para saber qué habilidades lectoras están desarrollando los estudiantes de sexto grado y qué le falta por desarrollar, el docente evaluará a los estudiantes, interpretará sus trabajos de comprensión y los comparará con el nivel que le corresponde en el mapa.
Ahora bien, para evaluar el docente puede utilizar una diversidad de métodos, lo ideal es que estén orientados a recoger desempeños, no solo conocimientos o datos. Ello, implica que el docente no se limite a la evaluación de lápiz y papel o las ya conocidas y abusadas pruebas con alternativa múltiple, sino utilice variados instrumentos para recoger desempeños. Asimismo, implica que el docente comprenda la lógica del progreso no solo en la planificación de la evaluación, sino también en la interpretación de los resultados, de tal forma facilite el monitoreo de los aprendizajes.
El progreso se monitorea al igual que el crecimiento físico (talla y peso) de los niños, sea en forma individual o grupal, a nivel de aula o de sistema. A partir de sus desempeños se realizan estimaciones de la ubicación en un nivel descrito en el mapa. En este sentido, es útil para los docentes porque les permitirá saber cómo están progresando sus estudiantes y en consecuencia tomarán decisiones para mejorar o potencializar ciertas habilidades que permitan lograr una competencia. Del mismo modo, los directores de Institución Educativa, de UGEL o de las DRE pueden utilizar para monitorear el progreso de los estudiantes y en función de ello, reorientar su gestión para mejorar los aprendizajes. Por otro lado, es útil también para los estudiantes porque sabrán qué deben lograr en un ciclo determinado y qué habilidades todavía les falta desarrollar. Del mismo modo, para los padres de familia, ya que conocerán lo que deben aprender sus hijos en la educación básica.
Lo importantes es que todos los agentes educativos conozcan los estándares, como metas comunes a lograr de aquellos aprendizajes fundamentales, indispensables y necesarios que deben alcanzar mínimamente los estudiantes de todo el país al término de un ciclo de la educación básica.
En esta perspectiva, los estándares de aprendizaje ayudan a garantizar que ningún niño se quede atrás, esté donde esté (en cualquier lugar del país) logre aprender mínimamente lo descrito en el estándar, independientemente de sus condiciones sociales, culturales, lingüísticas, geográficas o económicas. En otras palabras, ayuda a garantizar el derecho a una buena educación.
Es conocida en nuestro país las brechas entre la educación rural y urbana, entre la privada y pública, así lo han demostrados diversas evaluaciones internacionales (PISA, LLECE) y nacionales (ECE, EN), los estándares también pueden ayudar a reducir estas brechas porque proporcionan un lenguaje común para describir el logro de los estudiantes dentro y entre las escuelas y es un referente marco para establecer objetivos pedagógicos.
Los mapas de progreso, las Rutas de aprendizaje y el Marco Curricular (este último en elaboración) son documentos complementarios. El Marco Curricular o el Diseño Curricular Nacional, como su nombre lo indica, contiene el plan de estudios y los contenidos curriculares diversos y diversificables, en ella también se incluyen los Diseños Curriculares Regionales, es decir, responde a qué se debe enseñar y aprender; mientras el cómo se debe aprender estos contenidos y capacidades se desarrolla en las Rutas de aprendizaje; es decir, la parte metodológica; por su parte, los estándares responden, como ya indicamos, a qué deben lograr los estudiantes. Las escuelas y los maestros deben desarrollar aprendizajes de acuerdo a sus características particulares, sobre todo culturales, y las necesidades de sus estudiantes para asegurar el logro de estos resultados.
Sin duda, ahora que estamos por iniciar el periodo escolar 2013, estos nuevos documentos elaborados por el Ministerio de Educación y el IPEBA requieren de reflexiones, análisis y compromisos, factores que a veces no siempre están presentes en la estructura mental de los docentes. Sabemos que ningún documento por sí solo puede cambiar la educación, pero si se emplea de manera crítica y creativa en el aula, podemos mejorar nuestra educación. Escribe: Adolfo Zárate Pérez

Estándares de aprendizaje

Una herramienta para mejorar la calidad de la educación
El IPEBA, cuyo propósito es garantizar la calidad y mejora permanente de las instituciones educativas públicas y privadas de toda la Educación Básica, tiene como una de sus acciones principales la elaboración de estándares de aprendizaje. Estos estándares constituyen referentes que orientan la acción educativa y la toma de decisiones en la escuela y en las instancias de gestión de todo el sistema, en pro de la mejora de la calidad.
¿Qué son los estándares de aprendizaje?
Son metas de aprendizaje claras y precisas que se espera que logren todos los estudiantes de un país a lo largo de su escolaridad. Los estándares son una apuesta por la calidad y la equidad, ya que parten del supuesto de que el sistema educativo debe asegurar que todos los estudiantes peruanos logren ciertos aprendizajes fundamentales, independientemente de su origen socioeconómico, cultural o étnico.
Hay tres ideas importantes que debemos recordar en relación con los estándares:
Son comunes a todos:
Los estándares establecen aquellos aprendizajes que es necesario que logren todos los estudiantes de nuestro sistema educativo. Esto les permitirá desenvolverse adecuadamente tanto personal como profesionalmente. Además, podrán lograr otros aprendizajes necesarios en los contextos específicos en los que se desarrollan.
Son evaluables:
Los aprendizajes establecidos en los estándares pueden ser evaluados. De no ser así, los docentes no podrían saber si sus estudiantes están alcanzando o no estos aprendizajes. Sin embargo, debemos tener presente que la evaluación de dichos aprendizajes no se limita a la aplicación de pruebas de lápiz y papel, sino que es mucho más amplia de lo que comúnmente se cree. Por ejemplo, también implica el uso de fichas de observación, guías de entrevistas, portafolios, entre otros instrumentos.
Son alcanzables:
Los estándares de aprendizaje son metas que los estudiantes sí pueden alcanzar. Sin embargo, para lograrlo, es necesario que todos pongan de su parte: docentes; directores; estudiantes; padres de familia; y autoridades nacionales, regionales y locales

¿QUÉ SON LOS MAPAS DE PROGRESO DEL APRENDIZAJE?
Hablar sobre calidad educativa es un tema que se vuelve común en los meses de febrero y marzo de cada año, pero luego de ese periodo el tema decae y queda en el olvido hasta que se toman las pruebas de desempeño escolar y nuevamente nos damos de cara con los resultados. El Instituto Peruano de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad de la Educación Básica, IPEBA, en coordinación con el Ministerio de Educación trabajan desde el 2010 en la elaboración de Estándares Nacionales de Aprendizaje, que marcan la pauta sobre los aprendizajes indispensable que los estudiantes deben lograr en los diversos ciclos de su formación.
Estos estándares se denominan Mapas de Progreso del Aprendizaje y señalan las metas de aprendizaje que deben lograr los estudiantes de cualquier lugar del país, sea que estudien en un colegio particular o público, de zona fronteriza, rural o bilingüe.
MAPAS DE PROGRESO DEL APRENDIZAJE
Los estándares de aprendizaje de nuestro país serán elaborados bajo la modalidad de MAPAS DE PROGRESO DEL APRENDIZAJE.
El MAPA DE PROGRESO es una herramienta que describe los aprendizajes que se espera que logren todos los estudiantes del país en las distintas áreas curriculares, a lo largo de su trayectoria escolar. Estos aprendizajes están agrupados en dominios. Por ejemplo, el área de Comunicación tiene tres dominios: Lectura, Escritura y Comunicación oral.
Los mapas de progreso describen la secuencia típica en que progresan los aprendizajes que se consideran fundamentales en las distintas áreas curriculares, a lo largo de la trayectoria escolar. Por medio de esta descripción, los mapas definen lo que todos los estudiantes deben haber aprendido en relación a las diferentes competencias de dichas áreas.
 ¿Cuál es la estructura del MAPA DE PROGRESO DEL APRENDIZAJE?
El MAPA DE PROGRESO está dividido en niveles. Cada nivel indica lo que un estudiante debe haber aprendido al finalizar un determinado ciclo de la Educación Básica Regular. Los niveles muestran estos aprendizajes de manera breve y empleando un lenguaje sencillo, con el fin de que todos puedan comprenderlos.
Además, cada nivel del MAPA DE PROGRESO cuenta con un conjunto de indicadores. Estos nos permitirán identificar claramente si nuestros estudiantes lograron lo que indica el nivel del MAPA DE PROGRESO.
Adicionalmente, el MAPA DE PROGRESO incluirá ejemplos de respuestas de estudiantes que han logrado lo señalado en cada nivel del MAPA.
Las expectativas de aprendizaje son descritas en el mapa en siete niveles de aprendizaje. Cada nivel define una expectativa para cada ciclo de la escolaridad, desde el ciclo III hasta el ciclo VII (primaria y secundaria). Así, el Nivel 2 señala los aprendizajes esperados al finalizar el III ciclo; el Nivel 3 señala los aprendizajes esperados al finalizar el IV ciclo; el Nivel 4 señala los aprendizajes esperados al finalizar el V ciclo; y así sucesivamente. Adicionalmente, el mapa cuenta con un nivel previo (Nivel 1), que muestra los aprendizajes esperados al comenzar el III ciclo (inicio de la primaria), y un nivel sobresaliente (nivel 7), que describe el aprendizaje que va más allá de la expectativa que se espera para el fin de la secundaria, que es el nivel 6. Dado que la evidencia muestra que en un aula coexisten estudiantes con diferentes niveles de aprendizaje, lo que se busca es ayudar a determinar en qué nivel se encuentra cada estudiante en su aprendizaje respecto de lo que se espera logren y así orientar las acciones pedagógicas hacia el mejoramiento.






¿A quiénes les servirán los MAPAS DE PROGRESO DEL APRENDIZAJE?
Ø A los estudiantes, porque sabrán qué se espera que logren a lo largo de la escolaridad.
Ø A los docentes, porque tendrán claro el nivel de logro que deben alcanzar sus estudiantes al finalizar cada ciclo, identificarán los distintos niveles de aprendizaje en los que se encuentran sus estudiantes, tomarán acciones para elevar los niveles de aprendizaje de sus estudiantes y monitorearán el logro de los aprendizajes esperados.
Ø A los padres de familia, porque sabrán qué deben aprender sus hijos en la escuela, con el fin de que les proporcionen las condiciones necesarias para lograrlo.
Ø A los directores, porque sabiendo qué deben logran sus estudiantes, mejorarán la organización de su escuela, orientándola principalmente al logro de aprendizajes por parte de sus estudiantes.
Ø A los responsables de las políticas educativas (Ministerio de Educación, gobiernos regionales y locales, DRE, UGEL), porque les permitirá alinear y articular de manera coherente sus estrategias e intervenciones. Además, les servirá para monitorear el impacto de sus decisiones y, si fuera necesario, replantearlas, siempre con el fin de que en las escuelas haya cada vez más estudiantes que logren los aprendizajes esperados.
Preguntas frecuentes sobre Estándares de aprendizaje
A continuación una serie de preguntas y respuestas más comunes sobre el proceso de construcción de estándares de aprendizaje, mapas de progreso y sobre su necesidad y utilidad en el país:
¿Es obligatorio que todos los estudiantes alcancen lo señalado en los MAPAS DE PROGRESO DEL APRENDIZAJE? ¿Y si la mayoría de estudiantes no los alcanza o logra?
Desde la perspectiva de la educación de calidad como derecho, se espera que todos los estudiantes peruanos alcancen lo señalado en los MAPAS DE PROGRESO DEL APRENDIZAJE independientemente de su origen, cultura o procedencia. En ese sentido, el Estado deberá priorizar la atención de las escuelas más vulnerables y de menores recursos para garantizar que tengan las condiciones necesarias para el logro sostenido de los estándares de aprendizaje.
¿Los MAPAS DE PROGRESO DEL APRENDIZAJE limitarán o reducirán los aprendizajes de los estudiantes?
Los MAPAS DE PROGRESO DEL APRENDIZAJE no señalan lo único que pueden aprender los estudiantes. Su propósito, en realidad, es indicar los aprendizajes comunes que se espera que todos los estudiantes del país logren. Por supuesto, ellos podrían aprender más cosas, pero sin renunciar a los aprendizajes comunes e imprescindibles que aparecen en los MAPAS.
¿Cómo se vienen elaborando los MAPAS DE PROGRESO DEL APRENDIZAJE?
El IPEBA viene elaborando las versiones de consulta de los MAPAS DE PROGRESO junto con el Ministerio de Educación. Además, contamos con Mesas de Expertos, conformadas por docentes de escuela, catedráticos, especialistas de ONG y de proyectos en educación, etc. En estas Mesas se recogen aportes técnicos con el fin de enriquecer los MAPAS DE PROGRESO DEL APRENDIZAJE.
Por otro lado, el IPEBA viene realizando talleres en provincias con especialistas de las DRE y UGEL; con docentes de inicial, primaria y secundaria; con catedráticos de las distintas universidades locales; entre otros, con el fin de recoger aportes que nos sirvan para que los MAPAS DE PROGRESO DEL APRENDIZAJE realmente sea una herramienta útil para los docentes a nivel nacional.
¿Cuándo se publicarán los MAPAS DE PROGRESO DEL APRENDIZAJE?
El IPEBA y el Ministerio de Educación se encuentran elaborando MAPAS DE PROGRESO para las distintas competencias que se deben desarrollar en Comunicación, Matemáticas, Ciencias y Ciudadanía. Este es un proceso largo y arduo que supone mucho rigor técnico. Por ello, el IPEBA y el Ministerio de Educación elaborarán y publicarán los MAPAS de manera paulatina.
Por lo pronto, en agosto del 2012, el IPEBA y el Ministerio de Educación han puesto a disposición de la comunidad educativa los MAPAS DE PROGRESO de Lectura (Comunicación) y de Números y operaciones (Matemáticas).
Cecilia Zevallos Atoche, es profesora especializada en el área de Matemática y Coordinadora del Programa de Estándares de Aprendizajes del IPEBA, le realizaron una entrevista para que  explique qué son los Mapas de Progreso del Aprendizaje.
 -          Cecilia, ¿Qué son los Mapas de Progreso del Aprendizaje?
Los Mapas de Progreso son el instrumento que presenta  al país las metas nacionales de aprendizaje para cada ciclo de la educación primaria y secundaria. Son los aprendizajes indispensables que todo estudiante debe lograr en cada ciclo de su educación.
-          ¿Esta es la primera vez que se está hablando de las metas de aprendizaje para los estudiantes en nuestro país?.
Sí. En nuestro país se vienen construyendo los Estándares Nacionales de Aprendizaje desde el 2011, en una tarea compartida con los colegas del Ministerio de Educación. Los primeros que se elaboraron ese año y que se han validado todo el 2012, son los Mapas de Lectura para el Área de Comunicaciones y de Números y Operaciones para el Área de Matemática. Se decidió elaborar los Estándares Nacionales de Aprendizaje bajo la modalidad de Mapas de Progreso con la finalidad de describir cómo se complejiza el aprendizaje de una competencia a lo largo de la primaria y secundaria, de modo que el docente tuviera un referente claro para monitorear el avance de los aprendizajes de sus estudiantes.
-          ¿En qué ha consistido la validación?
Se han realizado varios talleres con docentes de diferentes regiones del país, para que analicen los Mapas de Progreso de Lectura y Números y Operaciones, y expresen sus comentarios sobre cuán pertinentes son los aprendizajes descritos para cada nivel del Mapa. También, se ha validado el lenguaje utilizado, es decir, si los términos usados comunican claramente los aprendizajes esperados.
-          Estas metas de aprendizaje, ¿De qué manera favorecen al sistema educativo?
Para el país es muy importante tener una meta común de aprendizaje porque esto contribuirá a reducir las brechas de inequidad que actualmente existen. Hay estudios que nos señalan que los profesores de zonas con menos recursos de infraestructura, materiales, económicos y humanos, suelen bajar las expectativas de aprendizaje de sus estudiantes, justificándose en las carencias mencionadas. Lo que buscan los Mapas de Progreso es que todos los estudiantes del país, independientemente de si estudian en una zona rural o urbana, en una escuela pública o privada, irrenunciablemente deben lograr los estándares descritos, y promover que el Estado y otras organizaciones que están comprometidas con el desarrollo de la educación en nuestro país, puedan aportar en aquellos lugares donde los recursos son escasos.
-          ¿Cómo ayudan los estándares de aprendizaje a la gestión educativa?
Los estándares de aprendizaje tienen la finalidad de contribuir con la gestión pedagógica de las escuelas y alertar al Estado y demás organismos del sector, dónde es necesario enfatizar esfuerzos para promover que estas poblaciones logren los estándares de aprendizaje.
-          Entonces, ¿Cómo el docente puede usar esas metas de aprendizaje?
Los Mapas de Progreso definen las metas de aprendizaje, no tienen la intención de decirle al profesor cómo lograr esas metas, esa finalidad le corresponde a otro instrumento del sistema curricular como son las Rutas de Aprendizaje, elaboradas por el Ministerio de Educación. Si los docentes tienen definidas las metas de aprendizaje que deben lograr sus estudiantes, encaminarán todos sus esfuerzos a que cada uno de ellos logre dichas metas, reorientando el trabajo que realizan con los chicos y brindándoles una retroalimentación personalizada.
LA RUTAS DE APRENDIZAJE
Las Rutas de Aprendizaje se basan en los siguientes principios pedagógicos y metodológicos:
  • La metodología de proyectos.
  • La pedagogía Freinet.
  • El constructivismo como principio fundamental del aprendizaje.
  • El aprendizaje cooperativo.
  • La escuela como comunidad de aprendizaje, en la que todos sus componentes aprenden y enseñan.
 ¿Qué son las Rutas del Aprendizaje?
Son un conjunto de herramientas que proponen orientaciones pedagógicas y sugerencias didácticas para la enseñanza efectiva de los aprendizajes fundamentales de nuestros estudiantes.
Las rutas de aprendizaje no dan recetas a seguir de manera ciega y rígida, por el contrario ofrecen orientaciones que cada docente podrá adecuar a su realidad, haciendo uso de sus saberes pedagógicos y su creatividad.
Las Rutas del Aprendizaje, Contienen: el enfoque, las competencias, las capacidades y sus indicadores, los estándares a alcanzar al término de cada ciclo, así como orientaciones pedagógicas y sugerencias didácticas.
Las Rutas de Aprendizaje:
·         Señalan: qué y cómo deben aprender nuestros estudiantes en cada grado y ciclo.
·         Indican: ejemplos de cómo evaluar si están aprendiendo.
·         Explican: el enfoque, las competencias, las capacidades y los indicadores que deben lograr en cada grado y nivel.
·         Proponen: orientaciones pedagógicas, sugerencias didácticas y estrategias metodológicas.
·         Permiten: comprender la articulación de los aprendizajes entre grados y ciclos.
·         Pueden: adaptarse a las características y necesidades de aprendizaje de los estudiantes, así como a las particularidades y demandas del entorno social, cultural, lingüístico, geográfico, económico y productivo en el que ubican las IIEE.
¿Cuáles son los elementos claves en la organización de las rutas?
 Son las competencias y capacidades planteadas para toda la educación básica, es decir, toda la trayectoria escolar. El avance y desarrollo progresivo de las mismas se puede observar a través de indicadores para cada grado y nivel. Al contar con indicadores por grado se puede orientar mejor la labor pedagógica, atendiendo las necesidades de cada uno de los estudiantes.
 ¿Cómo están organizadas las rutas de aprendizaje? 
Fascículos generales por cada aprendizaje general. Dirigido a todos los docentes de Educación Básica Regular (Inicial, primaria y secundaria)
Responde a la pregunta: ¿Qué, por qué y desde que enfoque aprenden los estudiantes de la EBR?
- Fascículo General 1: Convivir, participar y deliberar para ejercer una ciudadanía democrática e intercultural.
- Fascículo General 2: Hacer uso efectivo de saberes matemáticos para afrontar desafíos diversos.
- Fascículo General 3: Comunicarse oralmente y por escrito con distintos interlocutores y en distintos escenarios.
-  Fascículo General 4: Hacer uso efectivo de los saberes científicos para afrontar desafíos diversos desde una perspectiva intercultural
Fascículos por cada ciclo y ámbito de aprendizaje.
Responde a la pregunta: Qué y cómo aprenden nuestros niños, niñas y adolescentes?
 Desarrollan de manera específica cada aprendizaje según lo que se espera en cada ciclo de la EBR. Plantean las capacidades de cada aprendizaje, así como sus indicadores de avance y estrategias sugeridas.
Fascículo para la gestión de los aprendizajes en las instituciones educativas. Orienta a los directores de la Educación Básica Regular cómo hacer de su Institución Educativa un lugar de aprendizajes.
Kit para evaluar los aprendizajes. Contiene orientaciones e instrumentos para evaluar las capacidades de los estudiantes de segundo grado en comunicación y matemática.
¿Quiénes recibirán las Rutas de Aprendizaje?
Todos los docentes de las Instituciones Educativas públicas de Educación Inicial, Primaria y Secundaria podrán contar con las rutas impresas de manera gratuita.  Los profesores de instituciones educativas privadas y público en general pueden descargarlas de la página web www.cambiemoslaeducacion.pe
 ¿Las Rutas de Aprendizaje solo están en castellano?
 No. También hay Rutas del Aprendizaje en Educación Intercultural Bilingüe en quechua collao, quechua chanka y asháninka. 
¿Cómo se articula el Diseño Curricular Nacional (DCN),  los Mapas de Progreso y las Rutas de Aprendizaje?
Las Rutas de Aprendizaje se han construido para orientar la enseñanza que demanda el Diseño Curricular Nacional (DCN) y los estándares que especifican los Mapas de Progreso para cada ciclo de la escolaridad. Permiten comprender con mayor claridad las competencias y capacidades que se deben asegurar en los estudiantes a lo largo de su educación básica.
¿Cuáles son las limitaciones del DCN que las Rutas de Aprendizaje busca esclarecer?
 
En el Diseño Curricular Nacional una misma competencia está expresada de distintas maneras y con algunas variaciones para cada ciclo de la educación básica. Además, se hace una diferencia forzada entre capacidades, contenidos y actitudes por cada competencia, presentando diferentes formas de expresar una misma capacidad entre un grado y otro. 
En las rutas de aprendizaje se han identificado aquellas ‘capacidades’ (recursos de diversa naturaleza: conocimientos, habilidades cognitivas, actitudes, etc.)  consideradas indispensables para lograr la competencia. 
No se trata de una lista exhaustiva sino de una selección de lo que es indispensable y de lo que cada docente debe asumir pedagógicamente. De lo contrario, la lista de conocimientos, habilidades y actitudes se haría prácticamente interminable.
La identificación de las capacidades necesarias depende de la naturaleza de la competencia, empleando como criterio aquello que aporta de manera significativa en el logro de ésta.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:
-       Fascículos de Rutas de Aprendizaje del Ministerio de educación.
-       IPEBA
-       página web www.cambiemoslaeducacion.pe


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada